A la Innovación por la tradición

  • Luis A. Olivos
  • Ana Mª Sierra
  • Belén Del Barrio-García
  • Natalia Carabante-Oliver
  • Mª Victoria Barahona
  • Casilda Rodríguez
  • Fernando González
  • Mª Dolores San Andrés
  • Sonia Rubio
  • Manuel Ignacio San Andrés Facultad Veterinaria UCM
Palabras clave: Paremia, Quick lesson, Farmacología, Terapéutica, Refranes

Resumen

Los actuales planes de estudios imponen al estudiante una carga excesiva de contenidos y muy comprimida en el tiempo, lo que dificulta la posibilidad de asimilar, con tranquilidad, algunos conceptos fundamentales y básicos de la farmacología. Además, el primer contacto de los estudiantes con esta asignatura, suele resultar duro y difícil, debido a la gran cantidad de conceptos nuevos y la complejidad de alguno de ellos, añadidos a una terminología que impone, muchas veces, el uso único e inadecuado de la capacidad memorística. Para ello nos servimos de un sistema tan antiguo como útil, la paremia (Sevilla-Muñoz y Crida-Álvarez, 2013). Esta herramienta se ha utilizado con éxito desde hace miles de años, especialmente por la cultura latina, de la que somos herederos directos, permitiendo transmitir la capacidad y valor de decir mucho en poco. Esta estrategia de compendiar  en pocas palabras una idea y evitar que se disperse,  es una actitud ante la vida, una filosofía. En nuestro trabajo, se ha buscado que, a través de refranes, frases, rimas, anuncios, dichos populares y otros recursos sociales, se interprete de forma divertida cuales son las bases farmacológicas de estos “conocimientos” transmitidos a través de generaciones y así se puedan abordar conceptos tales como reacciones adversas, incompatibilidades, tratamiento individualizado y otros procesos farmacodinámicos o farmacocinéticos, de una forma entretenida. Los refranes expresan pensamientos basados en la experiencia, en sentido directo o alegórico, que a manera de juicio relaciona al menos dos ideas. En la mayoría de las ocasiones y concretamente lo referido a la farmacología, al formular ese pensamiento, no se conoce el porqué del mismo, pero con los conocimientos que se exponen en el aula, se trata de explicar la base de dicho razonamiento. El alumno por su parte, consulta diversas fuentes, busca y analiza el fundamento científico de ese refrán, dicho popular o escrito literario, si lo tuviera, y conjuga el “saber basado en la experiencia, con el saber científico basado en la experimentación”. El uso de este recurso  le permitirá fijar e integrar esos conceptos, permitiendo un aprendizaje a largo plazo y evitar que el aprendizaje sea una mera retención memorística que servirá exclusivamente, a corto plazo, para superar unos exámenes y “librarse” de la asignatura.
Publicado
2019-06-14