Análisis de la acción tutorial durante el doctorado

  • Pablo Morón Elorza Departamento de Farmacología y Toxicología de la Universidad Complutense de Madrid
  • Teresa Encinas
  • Daniel García Párraga
Palabras clave: Tutor doctoral; Supervisión académica; Apoyo formativo, Asesoramiento curricular; Habilidades feedback

Resumen

En la normativa estatal y en la propia de cada Universidad, se encuentra descrita la labor de los tutores y de los directores de Tesis en los estudios de Tercer Ciclo. Mientras que, en el caso de los directores, todos los actores del proceso educativo identifican sus atribuciones, en el caso de los tutores, el reconocimiento universal de sus funciones es menos evidente. El trabajo del tutor es meramente formativo, sin responsabilidad directa sobre la investigación que constituye la elaboración de la tesis doctoral (RD 99/2011). Sin embargo, tutorizar un doctorado implica una serie de responsabilidades y deberes dirigidos a la consecución de la formación integral del estudiante; más allá de defender un proyecto de tesis, el estudiante debe adquirir competencias generales, transversales y específicas tanto en el ámbito técnico-científico como docente y académico (Bosch, 2018). La tutorización académica durante el doctorado, a diferencia del Grado, se basa en una relación tesando-tutor personal estrecha y directa, que analizamos en el presente trabajo, desde el punto de vista del doctorando y del tutor. A partir de las funciones establecidas en el reglamento de doctorado de la Universidad Complutense de Madrid, consensuadas y firmadas por estudiantes, tutores y directores (Compromiso documental, UCM), se busca dar respuestas a las preguntas: ¿Qué espera el estudiante de la acción tutorial? ¿Responde el tutor a estas expectativas? ¿Cómo plantea el tutor su labor? Según la normativa, el tutor de un doctorando, además de evaluar anualmente su actividad y evolución, es el responsable de adecuar su formación y actividad investigadora; de avalar, supervisar, orientar y asesorar al tesando para que éste desarrolle su iniciativa y se integre satisfactoriamente en el programa de doctorado (RD 99/2011; Compromiso documental, UCM). Desde el punto de vista del doctorando, la acción tutorial en cuanto a formación científica y académica englobará puntos muy concretos, que se le plantean desde los primeros momentos, como la formación en gestión administrativa para la solicitud de becas y proyectos, y que continúa durante todo el programa de doctorado, incluyendo el asesoramiento sobre la realización de estancias predoctorales, la participación en cursos y conferencias buscando el apoyo de su aprendizaje investigador y docente (Raffing et al., 2017). Por su parte, el tutor, reconoce los distintos aspectos necesarios en la formación del doctorando adecuándolos a los principios del programa de doctorado y no desatendiendo las competencias que no están directamente relacionados con la investigación (Roach y Sauermann, 2017). Su trabajo persigue la formación integral del estudiante, el apoyo a todas las opciones de desarrollo curricular tanto investigador como académico. Las tutorías, basadas en una relación abierta donde se desarrollan habilidades de feedback, buscan el desarrollo intelectual y del metaconocimiento del doctorado, además del planteamiento de necesidades formativas que deben ser atendidas (Murphy y Cornell, 2010). En conclusión, doctorandos y tutores deben identificar, comprender y asumir la acción tutorial con una adecuada corresponsabilidad; ello evitará la aparición de conflictos y redundará en la consecución de una mejor formación del tesando.
Publicado
2022-06-05